INTENCIONES
 
Entendemos que el sonido de las xeremies es parte elemental de la más enrizada de nuestras culturas y el son más representativo de nuestra isla y que por tanto debe conservarse y potenciarse; sin que por ello deba verse como un instrumento arcaico que forme parte de una estampa folclórica recuperada de un tiempo pasado.
 
La xeremia es un instrumento totalmente vivo, más vivo que nunca, y sabemos que para mantenerlo así es necesario potenciarlo al máximo y hacerlo evolucionar, física y musicalmente.
 
Por ello estamos convencidos que la xeremia tiene un brillante futuro, en el que no solamente destacará como instrumento folclórico sino que además será considerado como un auténtico instrumento musical que puede ser disfrutado tanto por los músicos como el público en general.
 
En nuestro intento por innovar, trabajamos para incorporar otros instrumentos y sonidos al estol de xeremies, como por ejemplo la Tarota, hoy por suerte recuperada, aunque recientemente, del baúl del tiempo; también violines y diferentes instrumentos de percusión. Trabajamos para conseguir nuevos timbres y tonalidades: Sol mayor, Re menor, Fa mayor... o buscando diferentes tipos de ritmo; todo ello con el fin de enriquecer nuestro repertorio musical y evitar la monotonía, tanto la propia como la de nuestros oyentes.